COMENTARIO:// Una sociedad masoquista

"Ella no supo qué sucedió, pero cerca, junto a la puerta, estaba la piedra; una piedra como lava, rugosa, casi negra, pesada. Sintió que le nacía una fuerza brutal. La alzó. Sonó seco el golpe".
 
Buenas tardes, mis queridos huéspedes y visitantes.

Sin ninguna clase de ideología religiosa, social o política, les traigo este breve comentario al cuento del escritor dominicano Juan Bosch, titulado La Mujer.

Al leer este cuento de tan reconocido escritor Juan Bosch, inevitablemente se ha de encender nuestra vena reflexiva. Es que al ver la historia de una mujer que es vilmente golpeada y maltratada por su marido; una mujer que es defendida por un desconocido que nada tenía que ver con ella. Al ver cómo esta mujer asesina a su defensor y se ata aún más a su agresor, nos llega a la mente el estado actual de nuestra sociedad.

Hoy, que el pueblo de la República Dominicana conmemora un año más de "Independencia y Soberanía", nos preguntamos: ¿Es que verdaderamente somos libres? Pues como manifiesta el juramento de Juan Pablo Duarte, la nación dominicana habría ser libre de toda potencia extranjera, pero ¿qué de la libertad interna?

Sin embargo, nuestra libertad se haya en entredicho, no porque ningún otro pueblo nos la haya hurtado, sino más bien porque nosotros mismos hemos renunciado a ella y, como la mujer del cuento de Juan Bosch, hemos asesinado (figuradamente) a nuestros libertadores, deshonrando sus ideales y horadando nuestra propia soberanía, constituyéndonos esclavos del clientelismo político, el fanatismo religioso y las prácticas de corrupción, que en público denunciamos, mas en privado practicamos y nos aferramos a ella.

Pues, digo yo: ¿Hemos de ser (no sólo el pueblo dominicano, sino los países de todo el mundo) víctimas de nuestra propia ignorancia? ¿Hemos de atarnos ciegamente a aquello que mella nuestra soberanía y viola nuestra libertad? Pues de ser así, hemos de autodeclararnos como una Sociedad Masoquista.

Los invito a reflexionar, y que sean vuestras propias reflexiones las que os lleven a conocer la realidad.

EL BAILE DE LA VICTORIA

“Quizá nuestra mayor obra de redención no sea corregir nuestro mal, sino enfrentarnos al bien” Aloha, mis queridos lectores. ...

Electricity Lightning